superación

Citius, altius, fortius

image

Pasaba siempre corriendo,
Bordeando el muro. No se
Atrevería mientras todos los
Demás soldados y oficiales
Estuvieran allí.

El muro le hacía pensar por
Las noches, lo desvelaba
Hasta la hora de la tostada
Con las claras del día.

Un día de Navidad,
Decidió sacrificar su permiso
Para hacer frente a aquella pared.

Se acercó a ella,
Y le susurró:
A partir de hoy no podrás conmigo.
Se sentía en forma debido a la
Intensa preparación de su unidad.

Quedó extrañado de la
Facilidad con la que pasó el muro,
Sin duda había ganado otra batalla
Contra Si mismo.

Repitió 10 veces,
Hasta sentir pleno dominio,
Tras su proeza
Le presentó sus respetos
Al que fue su temor durante semanas,
Y miró adelante.

Casi queriendo adivinar el siguiente
Muro en su vida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: