Louis Amstrong


image

No tenía nada,
Si no era capaz de hacerla sonreír,
O de que lo mirara como ella hacía
Cuando sentía su alma rebosar
De amor.

Allí, ante Keops, saco su trompeta
Y tocó, más nervioso
Que en un concierto ante el mismísimo presidente.

Lucille lo escuchaba,
Toca para mi Louis
Y el tocó melodías preciosas
que ruborizaron a la esfinge.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.