Enamorado solo


bailando en trance

Su ritual de danza embrujada,

víctima del candomblé que le había

infligido su propio corazón,

lo estaba consumiendo en vida.

 

Menguaba y se debilitaba,

con cada giro de la Tierra,

en cada visita de la Luna,

todo su ser se concentraba en una danza

macabra y funesta.

 

Era la invocación de un Dios

que no aparecía.

Y la profecía y su fe.

lo mantenían en pie,

a pesar de todo.

 

Hasta que sus huesos

rompieron mas lágrimas que su alma.

 

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.