Uncategorized

Caperucita

Honoré_Daumier_034

Aquella caperucita había sobrevivido,

guardó la niña por siempre en su corazón

bajo llave.

 

Así quedo a salvo de los lobos,

que toda su vida la persiguieron,

que la querían decir quién era.

 

Caperucita reía cuando podía,

de la necedad de aquellos lobos,

en sus adentros,

y rezó siempre por no perder,

a aquella hermosa niña.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: