pensamiento

Del barro

escultura hombre liberado del barro

Cuando Dios miró al barro para que el hombre tomara forma de él, el barro reaccionó. La masa homogénea empezó a manifestarse con diferencias, y un hombre, el primero, fue tomando forma. Era como si siempre hubiera estado allí, esperando que lo liberaran. Adán salió corriendo, como si el barro de origen y el fueran imanes con el mismo polo. Huía el nuevo hombre hacia su libertad, sin mirar hacia atrás a su madre, a la naturaleza en la que tenía origen y así hasta nuestros días.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: