vidas

Valentía

war photo with soldiers and aircrafts

El día después de aquella foto,
Los alemanes atacaron por sorpresa,
Muchos murieron antes de poder despegar,
Otros en fallos de motor, incluso escapes de combustible.

Los horrores de aquella semana,
Los acompañaron por siempre,
John, superviviente, escuchaba a su nieto
Llorar porque decía que ir al cole era un infierno.

John, y su sacrificio, había hecho posible esa vida,
Lo abrazó, con sus manos enormes y arrugadas,
Y le dijo: no te preocupes, sobrevive, se fuerte,
Y si aún así no funciona, yo me encargaré de ellos.

Su nieto se secó las lágrimas, y le miró serio.
Abuelo, ¿puedes matarlos como a los alemanes en la Guerra?
John se asustó de las palabras de aquel niño.
La muerte es cosa de los dioses, nunca pienses lo contrario.

Pero la valentía es puramente humana,
Ser valiente está en tus manos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: