masculinidad superación

Escribe

escritor desnudo en el suelo

Escribía, y eso le implicaba escalarse así mismo y más con la depresión que lo consumía. No tenía ganas, es más no debía hacerlo. Ver todo lo que el era, recorrer su abrupto interior. Sólo quería llorar. Debía provocar la avalancha. Le ardían las sienes, pero su cuerpo dormía. Aquel volcán que había sido, estaba dormido con todos sus vicios callados.

Gritó, se desnudó,insultó al yo del espejo, pero el papel seguía en blanco. Maldita sea. Encendió un cigarro, quería dejar la tarea. Quería fumar y estar quieto. Ser una isla mínima sobre la faz de la Tierra. El doctor le había dicho que debía escribir lo que sentía pero él seguía en su sueño de opio.

El título, tengo que escribir el título. Tecleó: «Carta a mi hijo muerto». Lloró de nuevo. Pero esta vez, se sintió mejor. Era la primera pequeña victoria, que ganaba en años.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: