#Responsabilidad


África, Cono Sur miran agónicas a su vecinos,
Cáncer, Capricornio arden
extendiendo el brazo mientras son violadas y
saqueadas, para pedir entre lágrimas:
que cuiden a sus hijos.

Hay países que ven sus lágrimas,
a los ahogados, los extorsionados
y ayudan, sin extenuación,
mientras otros Estados desoyen
esgrimiendo cualquier excusa.

Hay vecinos resentidos por la rudeza
de la recuperación de las guerras y de las
deudas impuestas que tiemblan al recordar.

Es difícil hacer cosas nuevas, innovar,
abrir los brazos para ser humano,
y decir que no se puede hacer más
comiendo carne todos los días,
teniendo a tus hijos en la carrera espacial
que es el futuro, en un mundo donde nadie
quiere pensar demasiado, sólo invertir.

El político acepta el encargo y busca beneficio a
la inversión de todos, y se preocupa por el déficit
y la supervivencia en la fase de perros
ladrando de un modelo caducado
que ve otros países hambrientos llegar
para los que cualquier cosa significa crecimiento.

Occidente es un niño que todo lo sabe,
en el que madura el cereal en verano mientras
la futura cosecha de jóvenes que los velen,
se siente atraída por las luces
de las ciudades, por el plástico,
la insignificancia en sus calles.

Nadie quiere educar al electorado,
si surge una referencia moral
es calumniada, amordazada
boicoteada. Y se premia a quién viene
con un claro culpable a quién demoneizar
que nunca resulta ser uno mismo.

Se demandan jóvenes emprendedores
que construyan el siguiente peldaño
con sangre, sudor y lágrimas
mientras sigue recortándose gasto,
vida, de los que no les hacemos conscientes.

Hijos felices, sumidos en la ignorancia
en tiempos de ley marcial
para los mercados y la inversión.

Es un mundo de pladur con grandes avenidas,
tras las cuales hay historias de miseria,
de egoismo y de diferencias
de oportunidad y trampa.

Quién mira atrás, queda convertido en sal.
Los estados vaciados, quedán extintos de alma también,
El mundo es cosa de políticos, grandes fortunas
pero también de sus ciudadanos.

Levantate y recuerda qué he hecho para preocuparme por mi empresa,
por mi páis, por las personas, por generar empleo,
por educar a las nuevas generaciones,
por trasferir la memoria, verás el agujero negro.

Anuncios

1 Comment

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.