#concienciacionsuicidio800K

Se desesculpen muchos
no vemos sus vengalas alzadas
ni sus gritos que caen grávidos
amarrados a quienes se fueron,
a un abuso, a culpas
que se volvieron puños
de autolesionado.

El suelo se hunde bajo los pies
y la piel de alquitran se derrite
y deja ver una salicornia herida
en el núcleo horrendo
llena de sal de muerte.

No te escuchan los vecinos
tus rasguños en la pintura
tu reloj de péndulo parado
la acuarela en tu mente
duele la sal con que caminas.

Hay 26 cánticos
y 800000 mil almas sin péndulo
desvestidas de mármol
para vestirse de luna,
de lágrima, de silencio.

Sueño que sueñas,
Alas de mariposa
que despiertas
y puedes volar.

Categorías:pensamiento

1 respuesta

Deja un comentario