poesía

Bailate

Báilate buscando

faisanes abrazados,

tatuado en un morse extraño

Altamira andante

de sueños pausados.

Báilate y arroja al agua

nutrias trencadís y al fuego,

niños en llamas,

esconde emblemas

y sus versos, en tus sábanas.

Báilate desvivido,

Canción tras canción,

boicoteado por ademanes

de otros sueños detonados,

en aras de las ciudades.

Báilate en un selfie

Con la sonrisa dibujada

En ciudades de alabastro,

donde son largas las letanías

Y desfallecen los abrazos desiertos.

2 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: