Frida

frida rie

Frida rie,

con un cuerpo destruido,

sale su alma de ballena,

a respirar a la superficie.

 

Frida no huye,

y todas las lágrimas

y todo el dolor,

se disipan en un segundo,

de sonrisa y es feliz

como sólo los que han visto

el infierno.

 

Como la ballena,

que ha visto el mundo avisal

cuyo cuerpo mengua,

se estruja,

por la presión de este oceano

que es la vida.

Escrito por

Autor de Microcuentos y poemas de metro para gente 3.0 y Los sueños siempre te observan

Me encantaría saber qué opinas. Deja tu comentario.